Buscar

martes, 21 de junio de 2011

Tratamiento y Manejo de Desechos Sólidos



En la antigüedad el depósito y almacenamiento fue el primer destino de los desechos humanos. Sin embargo por aquellos años no existían los problemas y consecuencias que tenemos en la actualidad, pues todos los desechos eran residuos inertes y biodegradables, ya por la Edad Media, los residuos urbanos se vertían en las calles o en los ríos; aquí comenzaron los problemas de salud. Es en el siglo XIX, que el ser humano se da cuenta que la higiene es importante para prevenir las enfermedades y en 1883, el Prefecto de París, Eugene Poubelle, obliga a los parisinos a arrojar sus residuos en un contenedor, que fue rebautizado con el nombre de "basurero".  En la década de 1920, se crea el primer vertedero de basura y en 1975, aparece la ley sobre la eliminación de residuos, dicha legislación  se modifica en 1992, junto con la integración de cuatro grandes objetivos:

1 - Prevenir o reducir la producción y residuos peligrosos, incluidos los que afectan a la fabricación y distribución de algunos  productos, como los utilizados en la fabricación de productos de limpieza.
2 - Organizar el transporte de residuos y limitar la distancia y el volumen de los mismos.
3 - La recuperación de los residuos mediante la reutilización, el reciclado con el  fin de obtener  los residuos materiales reutilizables o su energía para crear nuevos productos como latas de refresco, etc.
4 - Mantener informado al público acerca de los efectos nocivos sobre el medio ambiente  la salud pública en la producción y eliminación de desechos, con sujeción a las normas de confidencialidad establecidas por la ley, así como las medidas para prevenir o compensar los efectos negativos.


En Honduras no existe un plan de Tratamiento de Desechos Sólidos, pero desde nuestros hogares y comunidades podemos hacer lo nuestro, por ejemplo podemos reunirnos con nuestros vecinos y colocar basureros para comenzar a separar la basura, en Plasticos, Organicos, etc y dado que en la actualidad existen muchos lugares donde compran varios de estos desechos (chatarreras) podemos recolectar un poco de plata vendiendo latas, botes, etc.
Siendo este un tema tan extenso lo abordaremos más adelante y esperamos poder compartir más tips y técnicas para contribuir a la reducción de desechos. 

miércoles, 8 de junio de 2011

Recursos Naturales Renovables y no Renovables


En nuestro entorno existen dos tipos de recursos, los que conocemos como renovables y los no renovables; los primeros podemos decir que son aquellos que se regeneran con bastante rapidez: madera, peces, etc., (siempre que exista un equilibrio de su ecosistema, mediante técnicas adecuadas de explotación), dentro de los recursos naturales renovables podemos englobar a todos aquellos que, aunque sean utilizados por el hombre durante un período, más tarde vuelven a aparecer sobre la Tierra; son recursos naturales renovables, por ejemplo, las plantas que el hombre toma para alimentarse. En efecto, aunque el hombre emplea el trigo para elaborar el pan, al año siguiente el trigo vuelve a crecer en los campos si éstos se han cultivado.

El ser humano en su mayoría mata animales para alimentarse, sin embargo la función reproductora de éstos da lugar a que siempre existan animales a disposición, siempre y cuando se mantenga el equilibrio vital de cada ecosistema, el agua vital elemento que utilizamos a diario, también es un recurso renovable, ya que, mediante el ciclo hidrológico, el agua que ahora utilizas más tarde será reutilizada.



Por otro lado los recursos no renovables, podemos decir que son aquellos cuya velocidad de regeneración es prácticamente nula, para la percepción humana, es decir todos aquellos que han precisado de millones de años para llegar a formarse: los minerales, por ejemplo, son recursos naturales no renovables; de una forma más simple son aquellos que una vez consumidos, no vuelven a aparecer o regenerarse; además de los minerales, son muchos los recursos naturales que no son renovables, entre éstos se encuentran las fuentes de energía como el carbón, el gas o el petróleo; si bien estos materiales son imprescindibles en la actualidad, para el funcionamiento de las máquinas de las grandes industrias y de nuestros hogares, son aplicadas en la producción de electricidad y mueven los vehículos que nos trasladan de un lugar a otro, sin embargo el excesivo consumo de estas materias ha dado lugar a que las reservas disminuyan de un modo alarmante, rompiendo con el equilibrio de la naturaleza y planteándose el peligro de que en pocos años se hayan agotado en la Tierra tanto el petróleo como el carbón, ante este problema, la alternativa siempre será el uso de energía limpia como la eólica, la energía solar, entre otras, los científicos de distintos países se han movilizado en la búsqueda de otras nuevas fuentes de energía, olvidándose de lo importante que es nuestro medio ambiente, pues entre una de las grandes soluciones que aportan por encima de las antes mencionadas, ellos promocionan la energía nuclear, que a la larga resultara más dañina y peligrosa incluso para los seres humanos, por lo que es a nosotros que nos corresponde luchar por un planeta mejor y rechazar esa descabelladas ideas que traerán problemas más graves que los que actualmente enfrentamos.